Noticias

Nanotecnología para mitigar cambio climático.

El doctor Noboru Takeuchi dictó la conferencia Nanotecnología para la mitigación del cambio climático en el Instituto Tecnológico de Puebla —que pertenece al Tecnológico Nacional de México (Tecnm)—, como parte de las actividades magnas que se realizaron por la XXIII Semana Nacional de Ciencia y Tecnología en el estado.

Durante su ponencia, el doctor Noboru Takeuchi explicó que cada vez hay más huracanes y variaciones en los ciclos de la lluvia que repercuten de manera negativa en la agricultura del país, además de otros efectos colaterales. Estas alteraciones climáticas se deben a los cambios de temperatura que provoca el aumento de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera.

Uno de los efectos que causa este incremento de temperaturas es la quema de combustibles para obtener energía, la cual es utilizada para todo en nuestro mundo moderno. La principal fuente de energía a la que recurre el ser humano es la que viene del petróleo y es la que más contamina, por eso la urgencia de buscar fuentes alternas de energía.

En ese sentido, la nanotecnología tiene aplicaciones directas que facilitan el cuidado y la protección del medio ambiente. Noboru Takeuchi añadió que gracias a la nanotecnología se pueden construir celdas solares multicapas más eficientes en cuanto a rendimiento y su construcción, además de ser flexibles y económicas.

También se puede almacenar hidrógeno para ser utilizado como combustible, fabricar mejores catalizadores para reducir la contaminación del medio ambiente, o bien optimizar el proceso de refinación del petróleo para repercutir en la combustión del carbón y reducir su efecto contaminante.

¿Qué es nanociencia y nanotecnología?

Para entender mejor los conceptos de los que parten sus investigaciones, el doctor Takeuchi expuso que si un milímetro lo divides en un millón de partes, cada una de ellas corresponde a un nanómetro (nm), con esto se puede medir materia muy pequeña, conocida como nanoestructuras. Por ejemplo, un glóbulo rojo corresponde a siete mil nanómetros.

Entonces, la nanociencia es el estudio de los procesos que les ocurren a las nanoestructuras, mientras que la nanotecnología es la aplicación práctica de esta ciencia, es decir, el control de la materia a escala atómica o molecular.

Al tener el control de la materia a nivel nanométrico se pueden fabricar telas que repelen líquidos, reducir efectos o malestares que producen ciertos medicamentos contra el cáncer, fabricar focos de luz que consuman menos energía, crear fibras más resistentes que el acero para ser usadas en la fabricación de diversos materiales, entre otros ejemplos expuestos por el doctor Noboru Takeuchi.

Finalmente, insistió en la necesidad de que los jóvenes conozcan y se acerquen a la ciencia y la tecnología y no solo aquellos que estudian ingenierías o carreras con perfil científico.

“En mi caso, por ejemplo, difundo la nanociencia porque está relacionada con muchas áreas y encuentra aplicaciones prácticamente en todo. En el caso de la nanotecnología, es algo que les interesa a los jóvenes y niños porque gracias a las películas se enteran de algunas cosas; sin embargo, mucho de lo que se difunde es ciencia ficción, por eso es fundamental divulgar lo que sí es ciencia y tecnología”.

Con información de Conacyt.